jueves, 6 de agosto de 2015

Jugando para Vivir (Parte I)



Tuve la suerte de tener una infancia de las de antes... Con libertad, sitios para escondernos, cabañas en medio del campo, un rincón secreto donde darse el primer beso, calle para saltar, correr y jugar sin vigilancia... Horas de juego sin interrupciones, todo un lujo.
Sin embargo, las cosas han cambiado... Los niñ@s ya no tienen ese respeto en la sociedad, parece que ahora son menos capaces de autogestionarse... El miedo que trasmiten los medios, ha contaminado a la mayoría de la sociedad... Y por eso nos queda mucho trabajo por hacer!

Jugar se presenta como un derecho básico del niño, al igual que la educación... Se especifican como dos derechos distintos por un lado el derecho a la educación, y por otro el derecho al Juego. Esto demuestra la importancia de jugar; y con el término "Jugar" nos referimos a juego libre con materiales y herramientas adecuadas para que se pueda llevar a cabo dicha acción usando la creatividad y la imaginación como bases de dicho juego... Y es que a través del juego se crea, se invita, se vive, se recrea, se siente y se descubre el mundo y a uno mismo...


La tecnología, las grandes industrias y el ritmo de vida actual están dejando a los niñ@s sin poder ejercer este derecho. El poco tiempo entre deberes y extraescolares; el corto espacio de tiempo para disfrutar de la infancia y del juego sin tecnologías; y los juguetes fabricados para el beneficio de las grandes empresas, en vez de para dar respuesta a las verdaderas necesidades de los niñ@s, sin dejar ni un hueco para la introspección y para la imaginación... Todo basado en la artificialidad del descubrimiento y el aprendizaje... Ha ido dejando al Juego en un lugar que no le corresponde, como si fuera más un estorbo para el verdadero aprendizaje, y sin embargo y a pesar de todo el juego es lo que enciende la llama de todo aprendizaje verdadero. Hemos y estamos creando una generación de niñ@s perdidos, pues no han tenido ni tiempo ni espacio para encontrarse.


Existe un proyecto en el cual trabajan para devolver la importancia que le corresponde al Juego en el desarrollo del ser humano... Imagine Elephants. Han creado un documental donde salen personas conocidas vinculadas al mundo de la educación, educación "alternativa" y la crianza respetuosa como Tonucci, Jordi Mateu y Carlos González, entre otros. Donde se explica la verdadera tarea del juego, el planteamiento que nos debemos hacer y que debemos cambiar... Os dejo el enlace a su página donde encontraréis información de como apoyar el proyecto, que sigue en marcha creando una red de información y colaboración para hacer llegar el mensaje a todo el mundo... Y os dejo el documental que dura unos 50 min y que no tiene desperdicio!




Seguiremos con el Juego en el próximo post. Os mostraremos a que y con que solemos jugar nosotr@s, hablaremos de materiales, herramientas, ambientes, espacios y os dejaré un listado de tiendas  (online y físicas) donde podréis encontrar maravillosos juguetes y materiales para ello... Aunque la naturaleza lo da todo! Un paseo por el bosque o la playa abren la puerta a horas de juego libre infinitas. Os dejo el vídeo que hicimos para el Día Internacional del Juego como recuerdo de esos momentos maravillosos, lo he modificado y he añadido algunas más actuales. Crecen tan rápido... :) Espero que os guste!!

¡Qué paséis un gran fin de semana!

video


" Creemos niñ@s que jueguen de por vida, convirtiéndose así en adult@s con capacidad de crear su propia felicidad." La Maleta de los Sueños



2 comentarios:

  1. qué bonito texto... tan cierto, el juego ha quedado relegado a momentos marginales en la mayorîa de los ninyos, pero la culpa a los padres y quienes lo sufren son ellos. afortunadamente parece que la mentalidad de la gente està cambiando

    ResponderEliminar
  2. Sí ALGO ESTÁ CAMBIANDO! Y es una suerte especialmente para la infancia... Cada vez me encuentro con más padres y madres que son conscientes de que hay algo que no va bien. Y también más familias comprometidas con el derecho al juego y a una educación digna y respetuosa con los peques... Esperemos que siga creciendo para que llegue al máximo de niños y niñas. Mil gracias por compartir wendieland! Un abrazo

    ResponderEliminar